Tejiendo innovación desde la Universidad

Ricardo Aguayo: Creando marca personal

NubesAzules:

Patricia García Valenzuela

Victoria Medina Torrico

Jessica Moreno Pino

Mª Aurora Ropero Montes

“Mesa Redonda es la que aparece en la vieja leyenda inglesa protagonizada por el Rey Arturo, que afirma que cuando éste comenzó su reinado en Camelot (Britania) fundó una modalidad de discusión que recibió el nombre de mesa redonda. Sus participantes eran un grupo de hombres que pertenecían a una orden de caballería que, de acuerdo al relato, se repartían alrededor de esta mesa para discutir los distintos temas que afectaban a sus dominios. La misma tenía capacidad para 150 personas, aunque no siempre se cubrían todas sus plazas, y al hallarse todos sentados a su alrededor, las jerarquías desaparecían.”[1]

¿Quiénes fueron los “caballeros” de la 3ª mesa redonda? ¿Qué temas discutían?

Los ponentes de la mesa redonda a la que acudimos el pasado martes 22 de octubre convocada dentro de las actividades de emprendimiento de la asignatura Creación de Empresas fueron:  Ricardo Aguayo, Antonio y Carlos y Manuel Reina, siendo estos tres últimos promotores de las empresas Frescum y Gesthispania, respectivamente.

Pero entonces, ¿qué empresa vino a presentar Ricardo Aguayo? La empresa RICARDO AGUAYO. Su marca personal. A él mismo. A sus conocimientos. A su experiencia. A lo que él mismo denomina “Criando naranjos”.

Por dicha particularidad este innovador ingeniero agrónomo será nuestro “caballero” protagonista.

La MARCA PERSONAL, esto es lo que nos propuso y con lo que nos marcó para aplicar a nuestra vida.

Ricardo Aguayo (quién vestía una corbata naranja acorde con el logo utilizado para dicha marca personal, una naranja sobre fondo azul) se consideraba en sus inicios un posible “analfabeto tecnológico”. ¿Cómo consiguió superar lo que actualmente se considera una barrera, un aspecto negativo, para cualquier persona?

Buscó la opinión de personas más experimentadas en el tema, entre ellas, su hermano Mariano Aguayo y Cosfera. Y partiendo de la creación de una cuenta de Twitter y un blog personal, esencialmente, comenzó a compartir su opinión y experiencias sobre un tema, eso sí innovador por el hecho de que pocas personas tratan de él: CITRICULTURA.

He aquí la clave de su éxito personal, tratar de una materia que si buscamos en Google no encontraremos tantos resultados como otras, y mucho menos expertos en ésta que ofrezcan opinión y soluciones a determinados problemas.

¿Cuántos agricultores conocemos que verdaderamente son expertos en los cultivos que trabajan y que, sin embargo, no comparten dichos conocimientos?

Nos atrevemos a decir que sólo Ricardo Aguayo lo hace. Y esto es lo que lo diferencia. Lo que lo hace único.

No queremos finalizar el post de hoy sin antes mencionar la interconexión encontrada entre la exposición que realizó nuestro protagonista y todas las “reprimendas” que nos proporciona continuamente nuestra profesora Fuensanta Galán: venta de marca personal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *